Comunidad

Engranajes Maquineros

Seguimos creando conexiones, seguimos creando comunidad

4 de noviembre, 2020

Charlamos con Meme y Pablo, maquinera y maquinero de Palermo Soho, para que nos cuenten todo sobre la vuelta.

Meme Pigretti, CEO en SYUR

SYUR es una agencia de diseño y co-creación en el arte del storytelling y las presentaciones efectivas. Ayudan a líderes de compañías como Google, YouTube, Disney, Turner, Techint y Tenaris a comunicar sus ideas para que logren sus objetivos.
Conocelos en syur.design y en @syur_presentations

 

 

¿Cómo fue volver a La Maqui? ¿Cuál fue tu primera impresión?

Mucha alegría de poder volver, extrañé mucho durante la cuarenta no poder ir a la oficina, con todo lo que eso implica, caminar, llegar a la ofi, interactuar, trabajar en un espacio que no sea mi casa… Cambiar de espacio para mí está buenísimo. La verdad, súper lindo y súper contenta. Tenemos el jardín, y yo soy de cambiar de espacios mientras trabajo.

Si tuvieras que nombrar dos cosas que más extrañaste de La Maqui, ¿cuáles serían?

Creo que eso, separar momentos de trabajo y momentos en casa, lo de la rutina y también interactuar con otras personas, por más que no sean grandes charlas, un “hola qué tal cómo estás?” mientras te hacés un mate, te cambia.

¿Cómo fue tu experiencia de laburar desde casa este tiempo? ¿Qué sentiste?

Depende del día, porque hubo días que estuvo bueno: levantarme y estar a dos pasos de la PC y poder laburar en pijama (risas). Y hay días que se me hicieron pesados y monótonos, y me levantaba al final del día ya de noche y no hice más nada que trabajar, ¡se me pasó el día entero! Antes de entrar a La Maqui, laburaba desde casa, por eso nunca tuve problemas con las distracciones o la constancia, pero sí el embole de estar siempre en el mismo ambiente, y que el finde sea lo mismo que durante la semana… No había un corte.

¿Cómo percibiste el tema de reencontrarte con gente, maquineros, staff y/o compañeros?

Para mi fue súper lindo volver a ver gente buena onda. Volver a encontrarnos, sentir un poquito de normalidad en todo esto, ¿no?

Con respecto al nuevo funcionamiento, y los protocolos que hemos adoptado en La Maqui, ¿cómo te sentís?

Súper bien, o sea me parece que está perfecto el tema de los barbijos en el espacio común, los escritorios con distancia, no sobrellenar los espacios, los alcoholes y la temperatura; todo buenísimo. Hay que comprender que la pandemia sigue estando, y nos sigue afectando, y tener herramientas que nos ayuden a ser responsables me parece súper importante. No sentí que afecte mi laburo, son cuestiones básicas que ayudan a cuidarnos.

¿Tenés algo para decirle a otros maquineros, que crees que tengan que saber?

A ver, está claro que con este contexto, para volver a la oficina, hay que cuidarse. Yo soy la CEO y no obligué a nadie de mi empresa a que venga, sí los invité a compartir el espacio. Al menos a mí me hace bien esto de cambiar, cortar, estar acompañados es muy importante. Estar solos y sin cortar, nos aletarga y nos hace mal. Lo que les diría es que si se sienten seguros, que vengan porque es un espacio seguro, y que el corte es súper valioso, aunque no sea todos los días, ¿no? Les diría que aprovechen.

 

 

Pablo Verdenelli, CEO en Infoxel Media Data

Digitalizando la forma en que las compañías de medios tradicionales monitorean, analizan y comparten su publicidad y contenido en todos los canales, Infoxel Media Labs desarrolla herramientas SaaS que colocan a estas empresas en el mismo campo de juego que los recién llegados al derribar las barreras entre la impresión, la televisión y la radio y el mundo digital.
Conocelos en infoxel.com

 

¿Cómo fue volver a La Maqui? ¿Qué sentiste?

A ver, es una sensación muy rara. Después de 8 meses de no pisar la oficina, volver es toda una experiencia. Más aún sin recuperar el hábito de oficina del todo, sumado a que no está volviendo todo el mundo. Pero siguen siendo oficinas y a los fines de poder volver a conectar y volver a concentrarse, más allá de lo que nos adaptamos en nuestras casas, está muy bueno.

Nosotros estamos en 2 maquinitas (Córdoba y Soho), y ambos equipos van volviendo de a poco. Nos adaptamos a las pantallas para las reuniones, pero necesitamos ese intercambio cara a cara, cambia muchísimo. En mi experiencia, fue muy reparador y muy provechoso poder tener una conversación viendo a la otra persona, lo extrañaba.

Si tuvieses que decir “como extrañé a La Maqui por tal cosa”, ¿qué sería eso y por qué?

Mirá, en mi caso siempre mi casa era lugar de desconexión, que venía en contraposición a lo concentrado y enchufado que estaba en la oficina, imaginate que si mantenía ese ritmo todo el día me volvía loco (risas). Extrañaba mucho tener los dos espacios, porque era relajarse y laburar en el mismo ambiente, y eso me afectó mucho. Al volver, pude volver a recrear estos dos mundos, aunque sea por algunos días.

Mencionaste que el reencuentro con tus colegas había sido muy fructífero, ¿qué cosas se te vinieron a la cabeza en ese primer reencuentro?

Primero no sabía cómo saludar (risas). Se rompió ese gesto natural, todo un choque. Después a mí me gusta mucho poder mirar a los ojos en vivo a las personas, cuando uno habla ver el feedback que no toma una cámara. Fue y está siendo muy bueno el tema de volver a sentir eso con el equipo, y conectar con el espacio físico también. Me da la sensación que lo habíamos subestimado. Comprendimos que se puede laburar con buena performance en un ámbito de virtualidad, pero sí son necesarios estos espacios de compartir, de interactuar y de tener ese ida y vuelta.

En términos de confort, ¿cómo fue esto de laburar desde tu casa estos 8 meses?

Bueno, un poco te adelanté. El comedor se convirtió en mi oficina, y el living traté de dejarlo libre de trabajo. Pero nada que ver, volver a La Maquinita es volver a una oficina con los espacios para eso, sin ruido, donde te concentrás, con una distancia importantísima entre personas, más ahora que somos pocos… Pero sí, el contraste es ese, La Maquinita está pensada para que puedas trabajar. Tenés el espacio, las sillas y las comodidades para poder trabajar, cosas que yo no tengo. La diferencia sustancial es el propósito de los ambientes: La Maquinita para trabajar y tu casa para hacer tus cosas y desconectar.

¿Cómo te sentís con la nueva normalidad y protocolos a nivel general?

Me resultan incómodas algunas cosas, no físicamente (como el barbijo), sino perder cosas como el encuentro y la interacción. Creo que en la gestión de los equipos, clientes y proveedores; se pierde algo de la comunicación gestual que en esta nueva normalidad vamos a tener que rescatar.

Sí valoro mucho poder trabajar asincrónicamente y en conjunto desde distintos lugares y momentos sin fricción. Eso me parece bueno de esta la normalidad, y que varias empresas vamos a tener que aggionarnos a esto. Creo que es muy destacable, con el matiz de no dejar de ver lo presencial, ¿no? Lo valioso de la comunicación e impacto personal y presencial.

¿Y cómo ves los nuevos protocolos y nuevas costumbres dentro de La Maquinita?

Me gustó mucho lo que vi. Creo que si nos cuidamos y cumplimos, La Maquinita está recontra diseñada para poder laburar de manera segura. Los espacios acomodados para tener distancia y seguridad. Me sentí muy cómodo, el tema de la temperatura, el alcohol por todos lados, los espacios con distancia…

¿Crees que hay algo importante que te gustaría comunicarle a los maquineros?

Creo que es muy personal, estos 8 meses a cada uno le habrán impactado de manera distinta, ¿no? Las empresas que deben estar extrañando juntarse, los freelancers que deben estar agobiados en sus casa. Creo que hay que rescatar el espacio de trabajo: tu lugar donde vas a ser más productivo y eficiente, la importancia de cortar, donde desarrollar tu actividad profesional. No veo que sea una cuestión de necesidad, sino desde lo emocional y de salud mental, el tema de reencontrarte con tu espacio exclusivamente de trabajo. Y además, rescatar el espacio donde podamos reunirnos, mirarnos e interactuar sin una cámara mediante, algo muy valioso. Volver a tener el café en la oficina y volver a escuchar y mirar a tus co-equipers, disfrutar el tiempo del almuerzo para descontracturar y salir de la pantalla. Tanto para cada uno como para las empresas.

¡¡Muchísimas gracias Meme y Pablo por conversar con nosotros/as!! Es siempre un placer escuchar sus reflexiones y lo que tienen para compartir.

Escribinos

Unite a la comunidad emprendedora más grande de Argentina.
Escribinos para conocer cuál de nuestros servicios se adapta mejor a tus necesidades.

Al hacer clic en el botón anterior confirmas que estás de acuerdo con nuestros Términos y condiciones y que has leído y entendido nuestra Política de privacidad.

Llamanos

¿Tenés dudas sobre nuestras membresías, espacios o disponibilidad? Llamanos y alguien de nuestro equipo se pondrá en contacto con vos a la brevedad.

Otras preguntas

También podés consultar nuestra sección de preguntas frecuentes.

Recomendar La Maquinita

Recomendá La Maquinita
Invitá a emprendedores a ser parte de la experiencia de la comunidad de coworking más grande de Argentina. Crear lazos nos permite crecer como un gran equipo.

Trabajá con nosotros

Trabajá en La Maquinita y sé parte de una comunidad que va a potenciar tu vida profesional.
Queremos conocer tu perfil, envianos tu CV a rrhh@lamaquinita.co

Gracias

Recibí nuestras novedades